Aunque todos los narcóticos tienen unos efectos muy dañinos en los órganos vitales, con frecuencia podemos escuchar que la mezcla de cocaína y alcohol es una combinación que mata. ¿Sin embargo, qué es lo que hace que estas dos sustancias y su mezcla sean tan peligrosas?

La respuesta es un compuesto llamado cocaetileno, que se forma en el organismo en caso de consumo simultáneo de cocaína y alcohol. Esta sustancia permanece en el cuerpo durante mucho tiempo y es mucho más dañina que la mayoría de los narcóticos. Los efectos negativos se sienten primero en el hígado, el sistema respiratorio y el músculo cardíaco, mientras que, en caso de atención médica inadecuada, incluso pueden provocar la muerte.

Además, ambas sustancias a menudo están vinculadas con la vida nocturna y fiestas. A pesar de los esfuerzos de la policía para prevenir el consumo de cocaína, este narcótico todavía está ampliamente disponible en el mercado negro. Aunque tiene un precio alto, los jóvenes, que harían cualquier cosa para pasarlo bien, a menudo están dispuestos a arriesgar su salud y entrar en el mundo de los narcóticos.

Sin embargo, al entrar en este círculo vicioso, no es fácil regresar a la antigua vida. Peor aún, la mayoría de las personas no considera el alcohol como una sustancia nociva en primer lugar. En cambio, consumen bebidas alcohólicas para aliviar el estrés y la tensión producida por los deberes.

Efectos de las sustancias psicoactivas en el cuerpo

La cocaína es un estimulante. Tras el consumo de cocaína, muy pronto la persona siente una oleada de energía positiva, fuerza y ​​buen humor. Al mismo tiempo, se produce la presión arterial elevada y se acelera el trabajo de los órganos vitales, especialmente el músculo cardíaco. Debido a estos cambios, se observa un aumento repentino de la presión arterial, mientras que en los casos más graves pueden producirse taquicardia y ataque cardíaco.

Por otro lado, el alcohol es un depresivo, es decir, esta sustancia tiene un efecto calmante en el cuerpo. Por lo tanto, muchas personas buscan la salvación de los efectos secundarios de la cocaína en el uso de alcohol, esperando que los síntomas no deseados desaparezcan. Por supuesto, a menudo no son conscientes de que de tal manera se exponen a un mayor riesgo, cuyas consecuencias pueden ser fatales.

Cocaína y alcohol – combinación que mata

Debido a los efectos contrarios que causan la cocaína y el alcohol en el cuerpo, los efectos de estas sustancias en apariencia se anulan entre sí. La falta de efectos puede malinterpretarse, por lo que las personas toman unas dosis nuevas para alcanzar el estado de euforia. Desafortunadamente, al hacerlo, en el cuerpo se acumulan grandes cantidades de sustancias tóxicas, lo que puede provocar una sobredosis y la muerte instantánea.

Debido a eso, a menudo son subestimados por personas que quieren explorar los límites de lo posible y están dispuestos a experimentar con sustancias tóxicas. Después de algún tiempo, el desarrollo de la adicción psicológica, el decir, el deseo inacabable de abusar de esta sustancia psicoactiva, se vuelve inevitable.

Los expertos incluso afirman que la dependencia psicológica es la que provoca la pérdida de control sobre los pensamientos y las acciones. En cuanto a los resultados a largo plazo, este tipo de adicción representa la principal causa de recaída, es decir, el retorno a los narcóticos y al alcohol después de un período de abstinencia.

La dependencia psicológica no es fácilmente tratable, especialmente en el caso de la deshabituación por su propia cuenta. El uso de los procedimientos más modernos, medicamentos eficaces y la contribución de un equipo de médicos expertos es un plan de tratamiento mucho más eficiente. Por lo tanto, la cocaína y el alcohol – combinación que mata, es curable, pero solo en las clínicas especializadas.

No espere que sea demasiado tarde, tome los pasos necesarios que conducen a una recuperación completa ahora mismo. Con la ayuda de un equipo internacional de expertos de la clínica VIP Vorobjev, elija una vida sana y pare esos hábitos fatales.

Leave a reply