El trastorno bipolar representa un trastorno grave de humor.

Las fluctuaciones en el humor forman parte de nuestra vida cotidiana. Buenas noticias y acontecimientos agradables nos hacen feliz, mientras que la pérdida de un ser querido o los objetivos incumplidos llevan hacia la tristeza. Estas son unas reacciones completamente normales, causadas por las circunstancias vitales. Sin embargo, el problema ocurre cuando el humor cambia sin ninguna influencia exterior, es decir, sin cambios vitales, entonces podemos decir que una persona sufre el trastorno de humor.

Lamentablemente, el trastorno bipolar está muy extendido en el mundo. Se estima que una de 100 personas adultas experimenta este tipo de problema en algún momento de su vida. Más precisamente, unos 24 millones de personas se enfrentan todos los días a las consecuencias de este trastorno.

¿Qué es trastorno bipolar?

El trastorno bipolar o la psicosis maniaco-depresiva, su otro nombre, está caracterizado por los repetidos episodios de estado de ánimo alto, energía y actividades elevados (manía o hipomanía) y los periodos de estado de ánimo bajo (depresión). Precisamente por la alternancia de distintas fases, este trastorno se denomina bipolar. Entre estos cambios la persona no manifiesta otros problemas psicológicos.

Lo mismo que en el caso del trastorno TOC no está aislada la causa de su aparición, así no existen factores determinados que llevan hacia la aparición del trastorno bipolar. La genética, sin embargo, juega el papel decisivo. Eso significa que el riesgo de su aparición es mayor si en la historia de enfermedades de su familia ya existe algún caso del trastorno. Por eso muchos expertos consideran que la causa biológica está en su base, aunque se ha notado que aparece con más frecuencia en las personas obesas.

El trastorno bipolar no debe considerarse como un problema ligero, puesto que en los periodos prolongados de depresión hasta un 10 por ciento de los pacientes comete suicidio.

¿Cómo reconocer un trastorno bipolar?

Según la clasificación oficial de las enfermedades mentales, el trastorno bipolar presenta varios tipos.

Bipolarni poremećaj

Trastorno bipolar tipo I se da en las personas que han tenido al menos un episodio maniaco. Suele durar una semana y los síntomas están presentes durante la mayor parte del día. El estado de ánimo cambia de repente y ocurre la depresión. No es raro que los síntomas de depresión ocurran durante la fase maniaca, pero entonces suelen durar tan solo unos momentos.

Trastorno bipolar tipo II comprende más de un periodo de depresión grave, la que suele durar al menos 2 semanas. Los síntomas maniacos son muy suaves y se manifiestan como máximo durante 4 días. Por esto suelen pasar desapercibidos, así que las personas acuden al médico por la depresión, sin ser conscientes de que sufren el trastorno bipolar.

En la ciclotimia están presentes numerosos periodos de hipomanía y depresión, pero los síntomas no son intensos.

La fase maniaca se manifiesta por el humor eufórico, el que puede oscilar desde la inquietud hasta la agresividad. Están presentes la actividad física e impulso sexual elevados, mientras que la necesidad de dormir está disminuida. Los pacientes maniacos hablan rápido, hasta se imponen y no paran. Puede aparecer también la necesidad de comprar cosas innecesarias, firmar contratos económicos arriesgados, conducir rápido, así como consumir drogas y alcohol.

Las características principales del episodio depresivo son la sensación de tristeza y desesperación, ansiedad, pérdida de interés en las cosas que antes representaban fuente de placer. Luego, el trastorno de sueño y alimentación, los problemas de concentrarse y el cansancio constante.

Tanto la primera como la segunda fase deterioran gravemente el contacto con otras personas y la realización de las actividades cotidianas.

¿El trastorno bipolar es curable?

Como la mayoría de las personas no es consciente de que posee el trastorno bipolar, reconocer los síntomas y establecer el diagnóstico son la clave para eliminar el problema.

lečenje zavisnosti pomoću Ibogaina

El tratamiento principal abarca la psicofarmacoterapia, es decir, el uso de antipsicóticos prescritos, estabilizadores del estado de ánimo y antidepresivos. Asimismo, la psicoterapia ejerce gran influencia en el tratamiento exitoso, porque con su ayuda se revela el origen del problema. A la vez, el paciente aprende a luchar contra los síntomas no deseados.

Con la disciplina del paciente, el apoyo de la familia y el equipo profesional de médicos de la clínica VIP Vorobjev, el trastorno bipolar no afectará la calidad de su vida.

 

Leave a reply