El alcohol es una sustancia psicoactiva muy peligrosa y una de las sustancias más adictivas. Su consumo compulsivo y a largo plazo seguramente lleva a la dependencia del alcohol, es decir el alcoholismo. Es uno de los trastornos modernos más difundidos que no discrimina a las personas y que puede afectar a cualquier persona – independientemente del sexo, edad o grupo étnico. El alcoholismo o el trastorno por consumo de alcohol puede definirse, en resumen, como uso no sano y obsesivo de alcohol produciendo así daños a sí mismo. El alcoholismo, como un trastorno sin duda, de hecho, representa una necesidad incontrolada o el ansia de los alcohólicos de consumir mayores cantidades de bebidas alcohólicas, a pesar de sus consecuencias negativas en la salud. Precisamente por eso, para resolver este problema tan complejo y eliminarlo por completo, es necesario iniciar el tratamiento del alcohólico.

Aunque se trata de una sustancia psicoactiva, consumir alcohol es una actividad legal. Es más, consumir bebidas alcohólicas de manera moderada y no frecuente casi seguro no produce ningún efecto nocivo. Sin embargo, el problema es que muchas personas no paran después de la primera copa. Las estadísticas devastadoras demuestran que varios millones de personas alrededor del mundo consumen bebidas alcohólicas (“bebidas fuertes”) a nivel diario, que por consiguiente causa el alcoholismo y otros problemas. Desafortunadamente, incluso el  alcoholismo en los adolescentes se ha vuelto algo muy común y habitual.

Los alcohólicos (los adictos al alcohol, las personas que luchan contra el alcoholismo) creen que no pueden funcionar de manera normal sin tomar alcohol. El estado se empeora por el hecho de que los alcohólicos no saben cómo y cuándo dejar de consumir bebidas alcohólicas. El resultado es una amplia gama de problemas que pueden afectar los objetivos personales y profesionales, las relaciones sociales y la salud del alcohólico. Para prevenirlo, es necesario iniciar el tratamiento de los alcohólicos con ayuda de los métodos más modernos para el tratamiento de los trastornos adictivos.

Factores de riesgo – ¿Qué es lo que influye en la aparición del alcoholismo?

Como ya hemos destacado, el alcoholismo no elige a su víctima. Puede aparecer de forma rápida y agresiva, aunque también puede ir desarrollándose durante un periodo más prolongado. Durante las últimas décadas se han realizado numerosos estudios de las causas y los factores de riesgo que afectan el desarrollo de la adicción al alcohol. Hay que destacar que no existe una fórmula estricta para determinar las causas exactas por las que una persona se ha vuelto alcohólica.

lečenje alkoholičara Klinika VIP Vorobjev 2

Sin embargo, el hecho es que existen numerosos disparadores que causan la dependencia del alcohol. Todos esos disparadores podemos clasificarlos en unas categorías.

Causas de la formación del alcoholismo

  • Factores biológicos. Las investigaciones han demostrado la existencia de una estrecha relación entre la formación del alcoholismo y los factores biológicos (genética y fisiología). Mientras que unos pueden limitar la cantidad de alcohol que consumen, otros, sin embargo, sienten fuerte deseo de seguir bebiendo. Según los científicos, en el cerebro se hallan diferentes sustancias químicas que hacen que una persona sea más propensa al abuso de alcohol. Los expertos afirman que el alcoholismo puede estar relacionado con cincuenta y un gen que se hallan en diferentes partes de cromosomas. Si estos genes se transmiten a través de las generaciones, entonces puede desarrollarse el alcoholismo en la familia.
  • Factores ambientales. Algunos estudios afirman que las personas que viven cerca de lugares donde se venden bebidas alcohólicas forman una actitud positiva hacia el alcohol y, por lo tanto, tienen mayores posibilidades de empezar a consumirlo. Por otro lado, los productores de alcohol bombardean a nivel diario con los anuncios de bebidas alcohólicas. De esta manera, el consumo de bebidas alcohólicas se presenta como una actividad aceptable, divertida y relajante, con lo que se aumenta la posibilidad de desarrollar la dependencia del alcohol.
  • Factores sociales. Cultura, religión, familia, relaciones laborales, conyugales o amistosas ciertamente afectan el comportamiento de una persona – incluyendo la posibilidad de consumir bebidas alcohólicas. Los niños que viven con los padres que consumen alcohol están expuestos a mayores riesgos de formación de la dependencia cuando sean mayores. El deseo de integrarse, así como diferentes situaciones sociales estresantes (acoso laboral, divorcio, despido…) solo son unos de los factores de riesgo para el desarrollo del alcoholismo.
  • Factores psicológicos. Todas las personas se enfrentan con diferentes problemas en su vida y los resuelven a su manera. Pero la manera de llevar las emociones que producen estos problemas puede funcionar como disparador del alcoholismo. Por ejemplo, si una persona sufre estrés crónico o ansiedad, depresión u otro problema psicológico, puede ser más propensa al abuso de alcohol. En estas o circunstancias similares, el alcohol se consume esperando eliminar los estados psicológicos mencionados o al menos aliviar sus síntomas.

Tratamiento de los alcohólicos – ¿Qué es lo que señala que una persona es adicta al alcohol? 

Hay numerosas señales o síntomas de aviso que apuntan que una persona es alcohólica, es decir, que se ha creado la dependencia del alcohol. Asimismo, hay ciertas señales tempranas del alcoholismo, cuyo reconocimiento es crucial para el tratamiento de los alcohólicos en la etapa más temprana. Estas señales incluyen la intoxicación frecuente y común (frecuentes borracheras) o el consumo de alcohol en situaciones posiblemente peligrosas, como, por ejemplo, beber al conducir.

Por otro lado, las señales de advertencia y los síntomas del alcoholismo incluyen lo siguiente:

  • Tomar mayores cantidades de alcohol en un periodo prolongado;
  • Intentos fallidos de reducir el consumo de alcohol o dejar de consumirlo;
  • Existencia de un ansia grande de consumir alcohol;
  • Como consecuencia de consumir alcohol no se cumplen deberes en el trabajo o en casa;
  • Continuar consumiendo alcohol a pesar de los efectos nocivos y problemas que causan las borracheras;
  • Rechazar o reducir la participación en ciertas actividades sociales y dejar de tener pasatiempos por culpa del consumo de alcohol;
  • Desarrollo de tolerancia al alcohol. En este caso, el alcohólico necesita tomar cantidades mayores de alcohol para volver a sentir el mismo efecto, es decir, la misma cantidad de esta sustancia psicoactiva no satisface los impulsos y apetitos del adicto para emborracharse;
  • A menudo el alcohol se consume en secreto, escondiéndose de otras personas;
  • Cambios radicales de humor, ansiedad e irritabilidad;
  • Pérdida de la memoria a corto plazo;

lečenje alkoholičara Klinika VIP Vorobjev 3

Junto con las señales psicológicas, existen determinadas señales físicas del alcoholismo. Se trata, entre otras, de pérdida de peso, mala higiene personal, piel seca por los efectos deshidratantes de alcohol, que causa arrugas y envejecimiento prematuro. Los síntomas físicos del alcoholismo incluyen capilares rotos, dificultad o imposibilidad de coordinar los movimientos, hablar lento, falta de orientación. El alcohólico, en la mayoría de los casos, huele a alcohol. Si por el consumo de alcohol se produce daño de hígado, entonces uno de los síntomas del alcoholismo es la coloración amarillenta de la esclerótica y la piel.

Consecuencias del abuso de alcohol – ¿Cómo se comporta el alcohólico? 

El efecto, es decir, los efectos del alcoholismo son devastadores para el organismo en general. El alcohol es una sustancia psicoactiva, que significa que es suficiente consumirlo una vez para que produzca efecto en el cerebro, es decir, en el sistema nervioso central. Las consecuencias psicológicas del consumo de alcohol incluyen oscilaciones de humor, poca reflexión, reacciones mentales lentas, problemas con la memoria, incluso los pensamientos suicidas.

Por otra parte, el consumo crónico y excesivo de alcohol puede producir serios problemas psicológicos, como insomnio, depresión, psicosis o trastorno bipolar. Si hablamos del comportamiento del alcohólico, todas las consecuencias del alcoholismo pueden clasificarse en las consecuencias a largo y a corto plazo. Los efectos del alcoholismo a corto plazo son dificultades para hablar, somnolencia, diarrea, vómitos, dificultades respiratorias, estómago revuelto, huecos en la memoria y otros. Entre los efectos del alcoholismo a largo plazo se encuentran intoxicación por alcohol, ritmo cardiaco irregular, úlceras, daños nerviosos, falta de vitamina B1, gastritis y posibilidad de golpe cerebral.

La dependencia del alcohol tiene efectos físicos negativos en la vida y salud del alcohólico. De hecho, el alcoholismo puede causar numerosos problemas cardiovasculares (presión arterial alta, cardiomiopatía, infarto, arritmia). La adicción al alcohol afecta negativamente el hígado y puede causar cirrosis y fibrosis de hígado. Asimismo, una de las consecuencias del alcoholismo es la pancreatitis. Los estudios han probado que el abuso crónico del alcohol y su consumo a largo plazo están relacionados con el riesgo de cáncer. El abuso del alcohol produce debilitamiento del sistema inmunológico. Hay que destacar que, en hombres, el alcoholismo produce disfunción eréctil, mientras que en mujeres puede provocar la ausencia de la menstruación.

La solución existe – ¡El tratamiento del alcoholismo es posible 

El alcoholismo, así pues, es un trastorno peligroso que puede apoderarse de la vida del adicto. A pesar de la situación devastadora  a primera vista, hay esperanza. El tratamiento de los alcohólicos (igual que el tratamiento de los adictos en general) y el regreso a la vida normal es posible de verdad. El hospital lujoso para el tratamiento de los trastornos adictivos VIP Vorobjev lleva más de dos décadas dedicándose a este problema con éxito y curando los pacientes de todas las partes del mundo.

lečenje alkoholičara Klinika VIP Vorobjev 4

La clínica VIP Vorobjev en el tratamiento de los alcohólicos usa los tratamientos y terapias más modernos e innovadores, y por eso ¡el éxito está garantizado! El tratamiento de los alcohólicos en nuestra clínica se lleva a cabo gradualmente y, lo más importante, es completamente seguro, probado médicamente e indoloro. El tratamiento del alcoholismo incluye:

  • Diagnóstico. Es la primera y la fase más importante en el tratamiento de los alcohólicos. Para establecer y evaluar el estado psicofísico del paciente, hay que hacer un examen de orina, pruebas de hepatitis B y C, prueba de infección VIH, análisis de sangre, análisis bioquímico de sangre, así como EKG, examen del internista.
  • Desintoxicación. En esta fase se lleva a cabo la eliminación de los síntomas peligrosos y desagradables del síndrome de abstinencia. En la fase de la desintoxicación se lleva a cabo una serie de métodos médicos que limpian el cuerpo del alcohol y sus restos tóxicos.
  • Psicoestabilización. Esta fase, que supone la formación de la actitud negativa al alcohol, incluye varias terapias. Se trata de la terapia de aversión, la terapia N.E.T., así como la terapia lateral.
  • Bloqueo farmacológico. En esta fase el paciente recibe medicamentos que impiden (bloquean) efectos del alcohol como sustancia psicoactiva.
  • Apoyo ambulatorio contra recaídas. Para preservar los resultados del tratamiento del alcoholismo, durante un año después de que salga del hospital, mantenemos el contacto con el paciente y seguimos su estado. Esta fase incluye los controles regulares, para que el paciente se sienta con confianza en estado sobrio todo el tiempo.

El equipo de expertos y médicos de renombre mundial de la clínica VIP Vorobjev le ayudará para que el alcoholismo sea una cosa de su pasado.

Leave a reply