La dependencia de drogas destruye la vida del adicto, pero también la de su familia. Esta adicción devastadora es una amenaza a todo lo que ha ido construyendo durante años, pero con nuestra ayuda profesional las cosas pueden arreglarse.

Droga hunde a la familia

Cuando descubre que sus seres queridos son adictos a la droga, primero ocurre un choque, no puede creerlo, luego la tristeza, preocupación y desesperación.

Comprendemos completamente como se siente, porque se trata de unos choques grandes que afectan mucho a la familia. Hasta ayer era un niño bueno, buena pareja, buen padre y entonces la situación cambió del todo de un día para otro. La droga de verdad puede hundir a la gente, pero no solo a los adictos, sino a su familia que sufre y siempre se va hundiendo con ellos.

Es difícil expresar con palabras el sufrimiento, porque usted sabe lo que siente y por lo que está pasando. Probablemente se siente completamente impotente mientras que a la vez tiene deseo de ayudar, pero no sabe cómo. Queremos alentarle, porque no está solo en las circunstancias desafortunadas y puede contar con nosotros.

Droga destruye relaciones familiares

Sabemos muy bien que en este mundo no se puede esconder nada y el adicto a las drogas no puede esconder su problema para siempre. Cuando sus prójimos lo descubren, las relaciones familiares se destruyen.

El adicto normalmente reacciona con palabras “ha sido solo probar, no volverá a ocurrir más”, pero estas palabras nunca se cumplen. Los adictos no son conscientes del nivel de la adicción y se engañan a sí mismos y a otros, diciendo que todo está bajo su control, aunque, en realidad, están lejos de ello. Cuando la familia los pille por segunda vez, ocurren la decepción y la pérdida de confianza.

La confianza es como un espejo, una vez roto, ya no es lo mismo que antes. Los adictos no son conscientes de ello y por eso vuelven a hacer daño a sus seres más queridos.

Otro dato muy triste es la tendencia de la familia a culparse a sí misma y creer que cometió algún error. Estamos aquí para decirles que no lo han hecho y destacar malas influencias de la sociedad y la falta de control para erradicar la droga de nuestra vida cotidiana.

droga 1

Droga cambia el cerebro del adicto

Como hemos dicho antes, no es su culpa si el miembro de su familia ha empezado a drogarse. Es suya la mala decisión que destruye tanto a él como a ustedes. Sin embargo, nada es blanco o negro.

La droga provoca cambios en los procesos químicos del cerebro que afecta los pensamientos, emociones y comportamiento de la gente. Los adictos entran en un círculo vicioso de droga en el que dan vueltas y no perciben la salida. Con no poca frecuencia roban el dinero y entran en unos negocios ilegales para conseguir el dinero que les ofrecerá breve “momento de gloria” y un montón de las consecuencias negativas.

Cuando ocurra un conflicto y empiece una discusión con el adicto, recuerde que no es él, sino las consecuencias de la adicción, por eso culpe a la droga, porque en realidad ella es el único enemigo que puede presentarse como obstáculo en su camino.

Tratamiento de la dependencia de drogas en nuestra clínica

Sabemos que no es fácil salir de las garras de la droga, pero también sabemos que no es imposible, y las experiencias de nuestros pacientes recuperados lo confirman. De verdad es necesario pedir ayuda profesional porque los intentos de tratarse por sí mismo fracasan y provocan nuevas complicaciones.

En nuestra clínica VIP Vorobjev trabajan los mayores expertos que han ayudado a muchos adictos y sus familias para que salgan del infierno de las drogas. No existe una diferencia entre las drogas blandas y las duras, hay que tomarlas en serio todas y hacerse el tratamiento.

Con nuestra ayuda, establecerá de nuevo la armonía familiar y empezará una vida más bonita y sana con sus seres más queridos.

 

 

Leave a reply